Mujer orando por una relación con Jesus

Una relación con Jesús


Juan 6: 43-51



43 Jesús respondió y les dijo:
—No murmuréis entre vosotros. 
44 Nadie puede venir a mí, si el Padre, que me envió, no lo atrae; y yo lo resucitaré en el día final. 
45 Escrito está en los Profetas: “Y todos serán enseñados por Dios.” Así que, todo aquel que oye al Padre y aprende de él, viene a mí. 
46 No que alguien haya visto al Padre; solo aquel que viene de Dios, ese ha visto al Padre. 
47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí tiene vida eterna. 
48 Yo soy el pan de vida. 
49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y aun así murieron. 
50 Este es el pan que desciende del cielo para que no muera quien coma de él. 
51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguien come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

Una relación con Jesús


Cuan importante es no dudar en Jesús y creer en sus palabras, sus enseñanzas vienen directamente del Padre. Así que negar las enseñanzas de Jesús es negar las enseñanzas del Padre. 
Como cristianos tenemos un llamado de Jesús a predicar su evangelio a todo el mundo, pero el trabajo más difícil lo hace Dios

Cuando nos acercamos a otra persona y le compartimos nuestra relación con Jesús, El Espíritu Santo está allí, presente con nosotros tocando el corazón de esa persona para que acepte la invitación de seguir a Jesús. 

Ningún ser humano puede acercarse a Dios de corazón, a menos que el Espíritu Santo lo haya tocado y llevado a los pies de nuestro Señor. Es por este motivo, que nuestro trabajo no es convencer a las personas, sino solamente hablarles de Jesús. 

Para Meditar

Si dices ser cristiano, pero no tienes una relación con Jesús, estas en el lugar equivocado. No olvides que solo por medio Jesús se encuentra el camino a la vida eterna.

Una relación con el Padre


La promesa que Dios le hace a todo aquel que lo siga, es la vida eterna, porque Él es el único con el poder de dar vida. 
Jesús le sigue diciendo a los judíos que todo aquel que aprende del Padre viene a Él. Los judíos decían creer en el Padre, pero sus vidas estaban muy lejos de la verdad. Estaban llenos de rituales vacíos y enseñanzas que no provenían de Dios sino de maestros terrenales 

Poe el contrario, la única manera en que un cristiano puede llegar verdaderamente a los pies de Jesús es por medio de una relación real con el Padre. Debemos dedicar tiempo a orar y a estudiar la Biblia. No podemos depender de la relación que otros tengan con Dios. 

Caminar con Jesús


Tu mismo debes tomar tu propia biblia y leerla; también debes sacar un tiempo para la oración, colocarte sobre tus rodillas todos los días y acercarte a Dios para tener una relación con Él. Si haces esto, terminaras acercándote a Jesús. 

Esto es caminar con Dios, cuando vives de esta manera todo se hace más sencillo. Las preocupaciones las empiezas a ver diferente porque sabes que Dios te va a ayudar. 
Los gustos que te alejaban de Dios empiezan a desaparecer y creas nuevos hábitos que te acercan a Dios. 
Y como nuestro Señor lo dijo ese día, cuando te acercas al Padre terminas acercándote a Jesús. 

47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí tiene vida eterna. 
48 Yo soy el pan de vida.

Solo Jesús


Muchas personas hoy en día cometen el error de tener una relación no con Dios sino con el pastor de la iglesia,  el sacerdote, el cura, o en cualquier otro maestro espiritual pero no Dios. 

No estoy diciéndote que no escuches predicaciones o enseñanzas, ahora mismo estás escuchando una. Pero debes tener una relación propia con Dios. Lo que aprendas aquí, y con cualquier otra persona que te hable de Dios debe llevarte de nuevo a la Biblia, a Jesús y a que te unas a Dios en oración todos los días. (Ver episodio #17 La oración)

Si para Jesús fue importante hablar de esto, debería entonces impórtanos a nosotros también.

Para los judíos estas palabras eran muy difíciles, ya que su religión estaba basada en las enseñanzas de los maestros que seguían desde la niñez. Así que seguir solamente a Jesús iba en contra de lo que habían aprendido. 
Solo aquellos que estudiaban las escrituras y veían en Jesús el cumplimiento de las promesas de Dios podían seguirlo con fe. 

Vive tu fe


Jesús debe ser el centro de tu vida, nadie más debe ocupar su lugar. No olvides que solo por medio de Él encontraremos la vida eterna. Así que no importa que tan populares o importantes parezcan los maestros de esta tierra, si no te llevan a Jesús estas en el lugar equivocado

Hoy quiero invitarte a que fortalezcas tu relación diaria con Jesús. Y a que nuestro Señor sea el centro de tu vida.
Dedícale un tiempo real todos los días al estudio de la Biblia y la oración. No olvides que tu salvación y tu vida eterna dependen de que conozcas a Jesús y que Él sea al centro de tu vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.