La advertencia para el que hace pecar es la muerte eterna

63 El que hace pecar


Mateo 18: 6-9



Pero, si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar.
¡Ay del mundo por las cosas que hacen pecar a la gente! Inevitable es que sucedan, pero ¡ay del que hace pecar a los demás! 
Si tu mano o tu pie te hace pecar, córtatelo y arrójalo. Más te vale entrar en la vida manco o cojo que ser arrojado al fuego eterno con tus dos manos y tus dos pies. 
Y, si tu ojo te hace pecar, sácatelo y arrójalo. Más te vale entrar tuerto en la vida que con dos ojos ser arrojado al fuego del infierno.

El que hace pecar



Estas palabras de Jesús son un llamado al arrepentimiento para todos nosotros. Todos aquellos que buscamos a Jesús y creemos en Él, estamos llamados a seguir sus enseñanzas en nuestras vidas.

Si verdaderamente queremos encontrar la salvación, debemos hacer caso a sus palabras y seguirlas como si de ellas dependieran nuestras vidas. 

Notemos que estas palabras de Jesús no son un llamado cualquiera, son una advertencia con palabras mayúsculas, y están dirigidas principalmente a aquellas personas que hacen pecar a los que creen en Jesús. 
Así que esta advertencia va dirigida a todos los 2400 millones de cristianos que existen hoy en día.

Pero, si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar.

Para Meditar

Jesús entregó su vida por nosotros y nos ofrece la salvación y su gracia por fe, de manera gratuita. Así que no escuches las palabras de los hombres, más bien vuelve a tu Biblia, cae sobre tus rodillas y pídele a Dios que te guíe en el conocimiento de su palabra. 

Un llamado a ser diferentes


Hoy estamos en una sociedad que vive en pro del placer y los deseos, ya nadie llama al pecado por su nombre y las falsas doctrinas y enseñanzas vacías abundan cómo pan caliente cada mañana. 

Nadie quiere escuchar un mensaje que los llame al arrepentimiento. Todo el mundo quiere escuchar mensajes tibios de prosperidad, bendiciones y solo mensajes alegres para comenzar cada día. 

Pero ese no era el mensaje de Jesús, su objetivo no es entretenernos y decirnos que todo está bien. Es más,  la primer palabra que salió de su boca cuando empezó a predicar fue arrepentíos, porque Jesús desea que despertemos del engaño en el cual satanás tiene al mundo.

Desde entonces comenzó Jesús a predicar: «Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca».

Los que hacen pecar


Todos somos pecadores, no hay una sola persona en la tierra que este libre de tentaciones y de una naturaleza pecaminosa. Es por esto que es inevitable el pecado que hay en el mundo. 

Pero muy diferente es la historia cuando alguien comete pecado aun sabiendo que está en el error. Cuando no tienes conocimiento puedes alegar que no sabías y que por eso lo hiciste. Pero no hay excusa para aquellos que pecan y hacen pecar a otros aun cuando saben lo que están haciendo. 

Este es el caso de los miles de pastores y sacerdotes que engañan al pueblo de Dios. Muchos lo hacen por ganancia económica, llevan años viviendo de los diezmos y ofrendas de sus feligreses, pero están enseñándoles doctrinas falsas.

¡A la ley y al testimonio!
Si no dicen conforme a esto,
es porque no les ha amanecido.

Falsas doctrinas


La adoración y veneración a imágenes es idolatría y Dios no se agrada de esto, pero aun así miles de sacerdotes enseñan que está bien hacerlo. El domingo no es el día del Señor, es el Sábado, y aun así muchos pastores enseñan lo contrario. (Ver episodio #53 Mandamientos de hombres)

Maria no está en el cielo, no hace milagros y no es intercesora ante Dios. Ningún versículo de la Biblia enseña esto
Los sacerdotes no pueden perdonar pecados, eso es una blasfemia según la Biblia. Según Jesús, a nadie debemos llamar padre sino solo a Dios y aun así, millones de personas llaman padre a los sacerdotes y santo padre al papa.

El purgatorio no existe, es un invento pagano que adoptó la iglesia católica para recolectar dinero de las indulgencias.
El rapto secreto no es una enseñanza Bíblica. El don de lenguas no es balbucear palabras sin sentido como hacen miles de feligreses engañados por todos estos falsos maestros. 

El espiritismo es adoración a los demonios, los muertos no pueden levantarse y hablar con nosotros. Si has hablado con algún muerto por medio de algún médium o algún espíritu que te visita en tu casa, déjame decirte que has estado hablando con demonios. La biblia es muy clara acerca de la muerte.  Y estas son solo algunas de las falsas doctrinas más comunes, la lista parece no tener fin. 

Ocasiones de caer


La advertencia de Jesús va dirigida a todas las personas que enseñan estas y otras doctrinas falsas. Estos pastores, líderes religiosos y sacerdotes a menos que se arrepientan y prediquen las verdaderas enseñanzas de Jesús más les valdría que se colgaran al cuello una gran piedra de molino y se hundieran en lo profundo del mar.
Para Jesús esto es tan importante, que extiende esta advertencia a todos sus seguidores:

Si tu mano o tu pie te hace pecar, córtatelo y arrójalo. Más te vale entrar en la vida manco o cojo que ser arrojado al fuego eterno con tus dos manos y tus dos pies. Y, si tu ojo te hace pecar, sácatelo y arrójalo. Más te vale entrar tuerto en la vida que con dos ojos ser arrojado al fuego del infierno

Nuestro Señor no desea que ninguno de sus seguidores sea engañado, por eso esta advertencia es tan severa contra estas personas.
Jesús entregó su vida por nosotros y nos ofrece la salvación y su gracia por fe, de manera gratuita. Así que no escuches las palabras de los hombres, más bien vuelve a tu Biblia, cae sobre tus rodillas y pídele a Dios que te guíe en el conocimiento de su palabra. 

Vive tu fe


Pídele en oración a Dios que examine tu vida y te muestre que cosas debes cambiar y dejar de lado. Si haces esto, Dios te va a mostrar su voluntad para ti y te va a dar las fuerzas para que hagas todos los cambios que necesites. 

Por eso hoy quiero invitarte a que salgas del error y andes por la senda angosta. Camina solo por donde ha caminado Jesús y fortalece todos los días tu relación con Dios. No sigas las enseñanzas falsas de los hombres. Sigue solo a Jesús.

No olvides que solamente por medio de una relación real con Jesús podremos encontrar la vida eterna. 

Deja un comentario