El papa es la bestia del mar y el anticristo

El Anticristo

La bestia del mar y el anticristo

Jesús profetizó por medio del apóstol Juan, en el libro de Apocalipsis, que un poder político y religioso se levantaría y dominaría toda la tierra. Este poder es conocido como la bestia que sale del mar, y no es otro mismo que el anticristo.

El Vaticano es la Bestia que sale del mar. El Papado es el anticristo, el cuerno pequeño y el hombre de pecado. La iglesia católica es la “Madre de las rameras”.

En esta lección estudiaremos todo lo que enseña la Biblia sobre este tema y como Jesús profetizó esto con precisión quirúrgica, desde el siglo I.

Desde ya quiero aclarar que en ningún momento Jesús o Juan, están atacando a los feligreses que pertenecen a este sistema religioso. Jesús desea advertirnos por medio de esta profecía de los engaños que satanás está usando hoy contra su pueblo.

Este es un mensaje de amor, una advertencia a salir del error y buscar a Jesús como Él enseñó que lo hiciéramos. Cuando alguien verdaderamente te ama, te advierte del peligro. ¿No harías eso tú con tus seres amados?

Como es nuestra costumbre, te invitamos a que ores siempre antes de estudiar la Biblia.

La Biblia nos dice en Apocalipsis 14:6-13 que en los últimos días este asombroso mensaje de esperanza y advertencia irá al mundo entero a preparar a la gente para el regreso de Jesús. Uno de estos mensajes nos advierte a no adorar a la bestia y recibir su marca.

En esta lección identificaremos a la bestia, y en la siguiente lección identificaremos la marca de la bestia. Nuestra vida eterna está en juego, así que te invito a que ores fervientemente para que puedas recibir entendimiento y orientación divina mientras estudiamos estas lecciones.

En la profecía bíblica, una bestia representa un gobierno, reino, o poder político. Dios utiliza animales para simbolizar gobiernos. La palabra “bestia” en la Biblia, no es un término irrespetuoso. No significa que determinada entidad tenga características bestiales. Es solamente un símbolo para representar un poder político o un gobierno terrenal.

La bestia que tiene la marca está descrita en Apocalipsis 13:1-10 y Apocalipsis 13: 15-18. Por favor, toma un tiempo para leer estos versículos antes de continuar con la siguiente pregunta.

En Apocalipsis 13:1-10; 15-18 tenemos 10 pistas que nos ayudan a identificar a la bestia. Dios nos da una larga lista de características para que podamos estar absolutamente seguros de la identidad de la bestia.

  1. Sube del mar (Apocalipsis 13:1)
  2. Recibe su poder, trono y autoridad del dragón (Apocalipsis 13:2) 
  3. Llega a ser un poder mundial (Apocalipsis 13: 3,7)
  4. Es culpable de blasfemia (Apocalipsis 13: 1,5,6)
  5. Gobierna por 42 meses proféticos (Apocalipsis 13:5)
  6. Recibe una herida mortal que es sanada (Apocalipsis 13:3)
  7. Es un poder religioso que recibe adoración (Apocalipsis 13: 4,8)
  8. Persigue a los santos de Dios (Apocalipsis 13:7)
  9. Tiene el número misterioso 666 (Apocalipsis 13:18)
  10. Está dirigida por un hombre, un dirigente supremo (Apocalipsis 13:18) 


Solamente un poder cumple con todas estas 10 marcas identificadoras: El Papado. Pero para estar seguros, vamos a estudiarlas una a la vez.

En la profecía, el agua representa grandes multitudes de personas, o zonas densamente pobladas. La profecía predijo que la bestia se levantaría de entre las naciones del mundo conocido de aquel entonces.
El papado se levantó en Europa occidental, así que coincide con el punto #1. Pero, ¿qué tal los otros nueve?

La bestia del mar

La bestia (que tiene una marca que no debemos recibir) obtuvo del dragón su poder, autoridad, y su ciudad capital.
De acuerdo a Apocalipsis 12:3-5, el dragón es el poder que procuró destruir al niño Jesús en el tiempo de Su nacimiento. Fue Satanás quien inspiró a Herodes, el rey del imperio romano pagano, a asesinar a todos los niños en Belén (Mateo 2:13, 16).

¿A quién entregó la Roma pagana su autoridad y su ciudad capital? La historia es clara, la Roma pagana, transfirió su poder y su ciudad capital a la iglesia de Roma.

“La iglesia romana… se colocó a sí misma en lugar del imperio romano mundial, del cual es la continuación actual… El papa, quien se llama a sí mismo ‘rey’ y ‘pontífice máximo’, es el sucesor del César”
Adolph Harnack, What is Christianity? [¿Qué es cristianismo?] (New York: Putnam, segunda edición, revisión, 1901), p. 270.

Así que el papado también cumple con el punto #2. Veamos el siguiente

Nadie pone en duda que durante la Edad Media, el papado fue en verdad un poder mundial. De hecho, la palabra “católico” significa “universal”. Podemos ver que el punto #3 también coincide con el papado.

Según la Biblia, la blasfemia es cuando un ser humano declara tener el poder de perdonar pecados (Lucas 5:21) y afirma ser Dios (Juan 10:33). El papado audazmente reclama el poder de perdonar pecados. Notemos la siguiente sección del catecismo católico:

“¿El sacerdote realmente perdona los pecados, o solamente declara que son remitidos?
El sacerdote realmente y verdaderamente perdona los pecados en virtud del poder concedido a él por Cristo”.
Joseph Deharbe, S.J., A Complete Catechism of the Catholic Religion (New York: Schwartz, Kirwin & Fauss, 1924), p. 279.

Aquí tenemos otra sobresaliente declaración acerca del papa:

“Tú eres otro Dios en la tierra”.
Christopher Marcellus, Oration in the Fifth Lateran Council, Sesión IV (1512), manuscrito SC, Tomo 32, col. 761 (Latín).

La iglesia católica también reclama que el papa es igual a Dios. El papa León XIII dijo:

“Nosotros [los papas] mantenemos en esta tierra el lugar del Dios Todopoderoso”
Papa León XIII, Carta Encíclica “The Reunion of Christendom” [La reunión del imperio cristiano], fechada el 20 de Junio de 1894, transcrita en The Great Encyclical letters of Pope Leo XIII (New York: Benziger, 1903), p. 304.

Así que el punto #4 también concuerda con el papado.

Recordemos que en la profecía, un día profético equivale a un año literal (Ezequiel 4:6). Este período de tiempo se menciona repetidamente en la profecía como tres años y medio, 42 meses, o 1,260 días. Basados en los 30 días del calendario utilizado por los judíos, los tres períodos suman lo mismo: 1,260 días proféticos; o 1,260 años literales.

El poder mundial de Roma papal comenzó oficialmente en el año 538 d.C. cuando el decreto del emperador Justiniano estableció la supremacía del papado sin oposición alguna.

En 1798, el papado sufrió lo que aparentemente fue un golpe mortal, cuando el papa fue capturado por Alejandro Bertier, general de Napoleón. El período de tiempo entre el 538 y 1798, equivale exactamente a 1,260 años. Por lo tanto, el punto #5 también coincide con el papado.

Como ya hemos mencionado antes, el papado recibió lo que aparentemente fue un golpe mortal en 1798 cuando el general Bertier llevó al papa cautivo a Francia donde murió en el exilio

En el mundo se pensó que este evento indicaba el fin del papado, pero Dios había dicho que esta herida sería sanada y que el poder y la influencia papal sería restaurada hasta que el mundo entero siguiera su liderazgo.

La herida de muerte
“El papa es la persona mejor conocida del siglo 20 (p. 123), ha establecido relaciones con líderes de 91 países (p. 490), y está ahora preparado para gobernar al mundo (p.143)
Malachi Martin, The Keys of This Blood (New York: Simon & Schuster, 1990).

Aún un principiante podría reconocer que hoy el papado es, en muchas maneras, el poder de mayor influencia sobre la tierra. Y con cada viaje que realiza, el poder y la influencia del papa crece.

Millones alrededor del mundo miran al papado como la única esperanza para la unidad, paz y la guía moral del mundo, exactamente como Dios lo predijo. El papado claramente concuerda con el punto #6.

Es obvio que esta entidad estaría involucrada en asuntos espirituales. Las palabras “adorar” o “adoraron” indican que este es además de ser un poder político, un poder religioso.
Y estas palabras, se usan cinco veces en Apocalipsis 13 en referencia a este poder. Así que nadie puede dudar que el papado coincide con el punto #7.

Los mártires

Es de conocimiento común que el papado persiguió y destruyó a los cristianos consagrados, especialmente durante la Edad Media, el período de apogeo de su control. Muchos historiadores dicen que más de 50 millones de personas murieron por su fe durante este período de gran tribulación.

Aparentemente la iglesia sintió que estaba haciendo un favor a Dios al sofocar la “herejía” de los protestantes. El Papa ha pedido que la iglesia sea perdonada por estas atrocidades, pero el hecho que persiguió y destruyó permanece en los registros de la historia. El papado también concuerda con el punto #8.

En Apocalipsis 13:18, Dios dice que contemos el número del nombre de la bestia que es número de hombre. Cuando pensamos en el papado, el hombre en quien naturalmente pensamos es el papa.

¿Cuál es su nombre? Uno de los títulos oficiales del papa es “Vicario del Hijo de Dios”, que en latín (idioma oficial de la iglesia) es “Vicarius Filii Dei”.

Los artículos en los periódicos, cuando se refieren al papa como “Vicario de Cristo”, con frecuencia encierran estas palabras entre comillas para mostrar que son una traducción de su título o nombre.
El libro de Apocalipsis dice que el valor numérico de las letras de su nombre equivalen a 666.
Veamos si el punto #9 coincide con el papado:

el anticristo y el 666

No deberíamos tener ninguna duda. El papado cumple con los 10 puntos que identifican a la bestia de Apocalipsis 13, y este poder tiene una marca que no deberíamos atrevernos a recibir.

El Papado es el anticristo y el Vaticano es la bestia que sale del mar.

El anticristo y la marca de la bestia


Ahora, tengamos siempre presente que hay muchos cristianos amorosos católico-romanos que gozosamente sirven a Jesús y a quienes Dios cuenta como Sus hijos.

Esta lección no es para atacar a nuestros amigos católicos. Es un ataque al diablo quien seduce a las iglesias a apartarse de la verdad de las Escrituras. Sin embargo, Dios mismo nos ha dicho que este sistema tiene una marca que no deberíamos recibir.

Protestantes, católicos, judíos y no cristianos sinceros, estarán ansiosos de descubrir cuál es esta marca y cómo evitar recibirla. Demos gracias a Dios que Él ha desenmascarado en Su palabra los terribles planes de Satanás para destruirnos.

En nuestra próxima lección identificaremos la “marca” de la bestia. Si recibes la marca de la bestia, te perderás. Muchos descubrirán que evitar la marca requerirá una tremenda lucha. Pero Dios nos puede conceder la fe de Sadrac, Mesac y Abednego, fieles siervos que estuvieron dispuestos a enfrentar la muerte con tal de honrar a Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.